8 formas de mejorar tus tonos en chino

los tonos en chino

¿Te sientes frustrado porque los chinos no te entienden al hablar? ¿Crees que estás utilizando las palabras correctas pero aún así no te entienden? Muy probablemente tu problema es la pronunciación de los tonos.

Como ya muy probablemente sabes el chino mandarín tiene 5 tonos, y dominarlos correctamente es la diferencia entre que te entiendan o no al hablar.

Por supuesto es muy difícil que consigas librarte totalmente de tu acento y llegues a hablar chino como un auténtico nativo, pero es muy importante que trabajes tu pronunciación para que sea la más correcta posible y evitar así frustraciones y malentendidos.

Hoy te dejamos algunos consejos para que mejores los tonos:

 

  1. Empieza por lo fácil

Puedes empezar por los números, por ejemplo, 一,二,三 . El sonido de los números es relativamente sencillo y fácil de recordar, así que es un buen punto de partida para empezar a trabajar los tonos. (Aprende los números en nuestro podcast). De ahí puedes pasar a las palabras más sencillas, luego expresiones y ya frases complejas. Puede parecer muy obvio, pero es muy importante trabajar bien los tonos desde el principio para evitar así coger vicios que más adelante te costará mucho corregir.

 

  1. Practica los tonos de los números

Como decíamos, los números son una muy buena forma de comenzar. Los números del 1 al 10 contienen todos los tonos, así que si eres capaz de pronunciarlos todos correctamente tendrás una buena base para seguir aprendiendo.

Practica una y otra vez, incluso cambiando el orden de los números: 一 (yī), 二 (èr), 三 (sān), 四 (sì), 五 (wǔ), 六 (liù), 七 (qī), 八 (bā), 九 (jiǔ), 十 (shí)

 

  1. Recuerda los tonos y los trucos para saber cómo se pronuncian

El primer tono es un tono alto y sostenido. También lo llamamos el “Tono tren” porque se pronuncia como cuando imitamos el sonido de un tren «chu chuuuu».

El segundo tono es un tono ascendente, lo podemos llamar “tono de pregunta” y suena por ejemplo como cuando decimos ¿quién?

El tercer tono es un tono descendente-ascendente, también lo podemos llamar “Tono de asombro o extrañeza”. Se pronuncia como cuando realizamos una pregunta con asombro, como por ejemplo “¿Si?” o “¿qué?”. A veces ayuda mover la cabeza abajo y arriba para acompañar la pronunciación.

El cuarto tono es un tono seco y descendente. Lo llamamos el “tono de negación absoluta”, como cuando damos órdenes “¡NO!”

Por último, el tono neutro es un tono átono y breve que prácticamente no se pronuncia. También lo llamamos “tono gota de agua».

Puedes escuchar cómo suenan los tonos en nuestro podcast

 

  1. Practica la pronunciación de las sílabas en mandarín.

¿Quién no ha estado practicando las sílabas? ¿Te suena de algo “PO, BO, MO, FO…”?

No os vamos a engañar, esta puede ser una de las partes más tediosas del aprendizaje del chino. Yo mismo he pasado horas practicando las sílabas y preguntándome para qué sirve, pero una vez que domines más el idioma descubrirás que el esfuerzo ha valido la pena y tu pronunciación será mucho mejor que si no lo hubieses practicado. Puede ser la diferencia entre que te entiendan o no, así que vale la pena esforzarse desde el principio.

 

  1. Escucha el chino de la vida real.

Además de estudiar y aprender la pronunciación estándar del pinyin, es muy importante que también estés en contacto con el chino real, de la calle. Al principio te costará mucho más entenderlo, pero es un entreno muy valioso para tus oídos que te hará mejorar rápidamente la pronunciación. Puedes ver películas chinas, escuchar la radio o simplemente hablar con el chino de la tienda de la esquina.

 

  1. Habla despacio.

Si hablas despacio te darás cuenta de que tienes más tiempo para pensar y pronunciar bien el tono que toque, y por lo tanto cometerás muchos menos fallos. Piénsatelo dos veces antes de decir algo y esfuérzate para decirlo correctamente. Puede que al principio te sientas un poco raro, pero rápidamente interiorizarás los tonos y cogerás confianza para hablar más rápido sabiendo que te entenderán.

 

  1. Pide ayuda!

Si tienes amigos o conocidos chinos pídeles que te hablen en chino, aunque tu vocabulario sea limitado, y que te corrijan cuando algo pronuncies algún tono de forma incorrecta. Fíjate especialmente en aquellos errores que hacen que tu interlocutor no te entienda o entienda mal el significado, pues esos son los más importantes y los que primero tienes que corregir.

 

  1. Practica con un profesor

Si realmente tienes un problema con los tonos y no puedes corregirlo es importante que busques ayuda de un profesor o de que te apuntes a un curso de chino de conversación. Los tonos son de vital importancia en chino, y hay que dominarlos bien si realmente quieres llegar a hablarlo, así que es una pequeña inversión que vale mucho la pena.

¿Sabes alguna forma más de practicar los tonos? ¿Tienes algún truco que te haya funcionado bien? No te lo guardes! Déjanos un comentario y compártelo con nosotros.

Déjanos tus comentarios