Los caracteres de la escritura china o sinogramas 6

Para concluir esta primera serie sobre los diferentes tipos de caracteres chinos, hoy haremos una entrada especial para ver unos cuantos caracteres curiosos y haremos un esquema recapitulativo de lo visto en las entradas anteriores.

Foto: Hedda Morrison

La mayor parte de los caracteres curiosos que vamos a ver son ideogramas, unos de creación reciente, otros ya existentes en la antigüedad y, de éstos, unos caídos en desuso, otros empleados todavía.

Varios de ellos son contracciones, es decir sinogramas compuestos de varios caracteres usuales para formar uno solo, monosílabo. Aquí tenemos unos ejemplos:

 

Foto: Hedda Morrison

Tenemos el carácter pǒ (no ser posible), que es la inversión gráfica del carácter kě (ser posible). A diferencia de los que acabamos de ver, es un carácter antiguo, que ya sólo se usa en la lengua literaria de estilo clásico.

Hay caracteres que se crean como contracciones en una sola grafía una palabra compuesta, pero que siguen pronunciándose de forma polisílaba. Es el caso de túshūguǎn 图书馆, biblioteca, que se contrajo en la grafía圕. Si la buscamos en un diccionario, aparecerá con la pronunciación monosílaba tuān, pero mientras estuvo en uso, seguía siendo pronunciada túshūguǎn. De todos modos, no parece que la grafía conociera un gran éxito por considerarse una forma de origen japonés.

Otra contracción,  (treinta, contr. de sān   y  shí) tiene oficialmente una pronunciación monosílaba: , pero popularmente tiende a pronunciarse sānshí .

Las contracciones en la escritura china se practican desde la antigüedad, al igual, por cierto, que en otras lenguas, como el latín o el inglés. O en español: ¿acaso no proceden “Usted” y su abreviatura “vd.” del apócope de “vuestra merced”? No obstante, por razones de coherencia, las contracciones gráficas que llegan a oficializarse suelen aparecer en los diccionarios con una pronunciación monosilábica.

Es el caso del carácter “doble felicidad” 囍, empleado en bodas y otras celebraciones faustas, generalmente escrito en rojo, o en negro o dorado sobre fondo rojo. Lo constituye la duplicación del carácter xǐ 喜, que significa “felicidad”. Si lo encontramos en un diccionario, tendrá esa misma pronunciación monosílaba, xǐ, pero todo el mundo lo lee  shuāngxǐ (literalmente, “doble felicidad”).

Otro carácter curioso es zhé  (“pavor”, pero también “locuaz”), compuesto de cuatro dragones (lóng 龍 en escritura tradicional, 龙 en escritura simplificada). Es el carácter chino conocido que consta de más trazos (un total de 64). Puede parecer muy complejo de escribir, pero resulta muy fácil una vez que se sabe escribir “dragón” lóng 龍 en escritura tradicional. Aun así, tranquilos, no tendréis que escribirlo si no es por puro placer, ya que es un carácter caído en desuso desde muy antiguo.

En la actualidad el carácter que pasa por tener el mayor número de trazos (57) no es un sinograma reconocido y no aparece en los diccionarios. Su pronunciación, biáng, tampoco existe en mandarín, y su empleo se limita al del nombre de un plato de tallarines típico de la provincia de Shaanxi (陕西): los tallarines Biangbiang, o Biángbiáng miàn.

Tampoco debéis preocuparos por no saber escribirlo, dado lo específico y reducido de su uso.

Tras estas curiosidades gráficas, hagamos una pequeña tabla recapitulativa de los tipos de caracteres o sinogramas clasificados por los distintos modos en que se crearon o en que su uso quedó fijado.


Déjanos tus comentarios