Los caracteres de la escritura china o sinogramas 5

Prestamos Fonéticos – 假借字

Los llamados préstamos fonéticos (jiǎjiè zì 假借字) son caracteres ya existentes empleados por su homofonía, aunque su sentido original sea muy distinto del que se le da a partir de algún momento de la historia o en ciertos contextos.

Suelen distinguirse dos clases de préstamos fonéticos (jiǎjiè 假借字): (a) los que se emplean para significar una palabra para la que no existe un signo de escritura y (b) los que se emplean en lugar de otro carácter homófono existente pero que, por alguna razón, cae en desuso.

Un ejemplo de este tipo de caracteres (a) es rán 然 , que inicialmente es un ideofonograma formado con el pictograma del fuego huǒ 火 empleado como radical en forma de cuatro puntos 灬, y el ideograma de la carne de perro rán肰, formado a su vez de los pictogramas ròu 肉 “carne” y quán 犬  “perro”. Su sentido inicial es “quemar”, “asar”。

Aquí vemos una versión arcaica de rán 然 :

En su parte inferior, reconocemos el pictograma del fuego en forma de hoguera con una llama central y dos llamaradas laterales. En la mitad superior, el ideograma rán肰“carne de perro” resultante de la combinación de los pictogramas ròu 肉“carne” y quán 犬“perro”, que aquí vemos por separado:

Esta grafía fue “tomada prestada” desde muy antiguo para la palabra funcional rán 然, que muchos conoceréis, por ejemplo en expresiones como dāngrán 当然 (“naturalmente”) o ránhòu 然后 (“luego”, “a continuación”). Su significado de “quemar”, “asar”, con esa misma pronunciación, pasó a escribirse añadiendo el radical del fuego en la parte lateral izquierda: rán 燃.

Otro ejemplo (a) es el del número 10.000, que en escritura simplificada se escribe wàn 万, pero en escritura tradicional sigue escribiéndose wàn 萬. Esta grafía era inicialmente el pictograma del escorpión:

Como escritura de “escorpión”, cayó en desuso, pero el pictograma se “tomó prestado” para el número 10.000, despojándolo totalmente de su significado etimológico y, por lo tanto, de su carácter pictográfico. El término predominante para “escorpión” es el ideofonograma xiēzi 蝎子 , con una grafía y una pronunciación completamente distintas, y con el radical chóng 虫 del insecto y los reptiles sin patas que vimos en la entrada anterior.

En algunos casos, el “préstamo” se hizo por sentido figurado o por extensión semántica de una grafía. Es probablemente el caso del carácter běi 北  (“norte”). Se trata de un ideograma compuesto de dos pictogramas de rén 人 “hombre” dándose la espalda y que inicialmente significaba “espalda”:

Dado que tradicionalmente se asocia la cara a la luz y la espalda a la sombra, el carácter běi 北tomó en la antigüedad el significado de “norte”. Para escribir “espalda” se creó el ideofonograma bèi背, añadiendo al carácter original el pictograma ròu 肉“carne” (que hemos visto más arriba) a modo de radical de los términos relacionados con partes del cuerpo, músculos, grasa, etc.

En otros casos (b) el “préstamo” se ha venido haciendo por razones variopintas, por ejemplo por razones morales. Es el caso, de ciertas grafías correspondientes a palabras malsonantes, como cào 肏, una forma vulgar de referirse al acto sexual. El ideograma original se compone de los pictogramas “penetrar”, que representa la punta de un objeto punzante, y ròu “carne”, que ya hemos visto varias veces en la entrada de hoy.

Sin embargo, actualmente, rara vez se escribe con su grafía original, que ha desaparecido de muchos diccionarios, y se prefiere escribir esta palabra con un carácter homófono, cāo 操 (“tomar”, “agarrar”, “hacer”).

Por último existen préstamos fonéticos que se hicieron en la antigüedad y que, ya en el siglo XX, con la escritura simplificada establecida a partir de los años 50 por el Consejo de Estado de la República Popular China, fueron “devueltos” a su significado original.

Es el caso de los caracteres yún 云 y 雲(“nube”). El primero es un pictograma que significaba inicialmente “nube” y representaba una voluta de vapor suspendida en el cielo (los dos trazos horizontales). Pero esta grafía se convirtió en préstamo fonético para el verbo “decir”, corriente en chino clásico, y ese nuevo significado prevaleció. Hubo, pues, que crear un nuevo carácter para “nube”, añadiendo a la grafía original el pictograma de la lluvia yǔ 雨, a modo de radical de los fenómenos atmosféricos.

“Nube” sigue escribiéndose yún 雲 en escritura tradicional, pero en la escritura simplificada de la República Popular China, se escribe de nuevo con su grafía original, yún 云.

Gran parte de los “préstamos” se hicieron en la antigüedad, probablemente de forma más o menos gradual, en épocas en que la escritura no estaba fijada. A menudo era un modo de atribuir una grafía a un concepto abstracto de difícil representación picto-ideográfica. En cualquier caso, los préstamos fonéticos o jiǎjiè zì 假借字 son, pues, una muestra de escritura china totalmente fonográfica.

En la próxima entrada sobre caracteres, veremos algunos caracteres curiosos. Hasta entonces, ¡espero vuestros comentarios!

Déjanos tus comentarios